¿Qué es Willka?

Willka es un pequeño proyecto de cooperación internacional y Educación para la Transformación Social que nace a partir de una experiencia de voluntariado en una casa de acogida en la sierra andina de Perú, en las comunidades incas cercanas a la ciudad de Cuzco. Una experiencia de voluntariado en una casa de acogida con 60 niños y niñas.

La vivencia con sus gentes y sobre todo con los niños, fue lo que realmente inició el proyecto WILLKA, una novela para construir escuela.

Durante las largas y frías noches andinas escribimos la novela juvenil WILLKA con la intención de poder hacer pensar a los más jóvenes sobre la situación de desequilibrio y de injusticia que se produce en nuestro mundo (Norte Global, Sur Global), a partir de una novela ágil y atractiva.

A nuestra vuelta, editamos la novela y empezamos a recaudar fondos con su venta en España. Pronto tuvimos claro qué hacer con todos los beneficios: Construir una escuela en Madagascar.

Con el 100% de los beneficios obtenidos, pusimos en marcha la construcción de una escuela, un comedor escolar y pozos de agua en Soavinarivo, una aldea de la región rural del centro de la isla de Madagascar donde los niños y las niñas se dedicaban a trabajar en los arrozales desde los 5 años de edad.

Pero nuestro objetivo iba más allá. Nos comprometimos a mantener la escuela a través de la venta de nuestra novela y la colaboración de socios y socias.

El proyecto Willka, por tanto, lucha por conseguir que cada vez más niños y niñas de Soavinarivo salgan de una situación de trabajo infantil y consigan un título de educación básica y secundaria y puedan tomar así decisiones propias sobre su futuro. También procura tener un impacto positivo en la aldea, principalmente en las mujeres de Soavinarivo a través de distintos proyectos relacionados con la escuela.

Para conseguir estos objetivos, un grupo de más de 10 educadoras voluntarias de la Comunidad Valenciana ponemos todo nuestro esfuerzo, tiempo e ilusión con la intención de que nuestra labor vaya más allá de las aulas en las que trabajamos y puedan tener un impacto en el Sur Global.

De este modo el proyecto Willka desarrolla el proyecto de cooperación en Madagascar así como una profunda reflexión sobre Educación para la Transformación Social aquí, en nuestras propias aulas. Colaborando con distintas escuelas, entidades y universidades para intentar que lo que empezó siendo una novela juvenil, pueda acabar siendo un verdadero cambio en nuestro paradigma educativo.

PARA CAMBIAR EL MUNDO, LO PRIMERO QUE HAY QUE HACER ES CREER QUE SE PUEDE CAMBIAR

¿QUIÉNES SOMOS?

El proyecto WILLKA lo formamos desde el voluntariado un grupo de maestros, maestras y profesionales de la educación de la Comunidad Valenciana, así como un grupo de colaboradores, que nos constituimos como asociación en el 2016 (Asociación Educación música y compromiso cooperación) para desarrollar el proyecto Willka desde dos áreas: acciones y proyectos de Educación para la Transformación Social en centros educativos, entidades y universidades en España, y el desarrollo del proyecto de Cooperación Internacional en Soavinarivo (Madagascar).

Empezamos nuestra labor con la creación de la novela juvenil –WILLKA–que nos dio financiación y paso para trabajar y conectar con una amplia comunidad educativa. A partir de esta novela empezamos a elaborar más material educativo –novelas, documentales, material didáctico– en una línea de Educación para la Tranformación Social y creamos vínculos con universidades y tejido asociativo de, principalmente, la ciudad de Valencia. De esta manera, fuimos combinando nuestra labor en centros escolares, universidades, etc; con el desarrollo del proyecto de Cooperación en Madagascar, desde el voluntariado.

Poco a poco, el relato del proyecto nos fue llevando a crear más materiales, estar presentes en más centros escolares y acompañar al profesorado, trabajar más con las universidades y participar en jornadas educativas, universitarias, …, con el fin siempre de potenciar el desarrollo de acciones de Educación para la Transformación Social integradas en los últimos niveles de concreción de la acción educativa. Es decir, cómo poner en práctica una integración curricular, discursiva y metodológica real de la Educación para la Transformación social.

Al mismo tiempo, el proyecto en Madagascar fue creciendo y lo que en un inicio fue la construcción de una pequeña escuela para niños y niñas que trabajaban en los arrozales sin poder estudiar, se convirtió en un centro escolar de Primaria y Secundaria para más de 350 niños y niñas, con comedor todos los días y una Asociación de Madres y Padres empoderada y muy participativa.

En definitiva, el proyecto Willka está liderado por un grupo de educadoras voluntarias de la Comunidad Valenciana, pero está formado por una gran cantidad de comunidad educativa en España y en Madagascar. Y, cómo no, por un grupo de socios colabores que ayudan a cumplir con el objetivo fundamental de esta iniciativa: construir escuela, en todo su amplio sentido.

WILLKA ES MUCHO MÁS QUE UN LIBRO

¿Cómo es la escuela?

La escuela tiene una capacidad para más de +350 niños y dispone de 10 aulas, biblioteca, almacén y comedor escolar.